HISTORIA

LA HISTORIA DE NUESTRO COLEGIO
El colegio particular subvencionado  San Martin de Porres fue fundado en la ciudad de La Serena el año 2001 por la Señora Nolvia González Cabrera  y su familia. Esta profesora de Estado,  cuya especialidad era Educación General Básica, tras una larga trayectoria al servicio de la educación, encabezará un hermoso  proyecto,  ejerciendo como directora del establecimiento por un período de diez años, período en el cual el lema que identificó a la comunidad escolar será “De la Humildad a la Excelencia”.
En el año 2009, ante las necesidades de la comunidad y del sector de las Compañías, el colegio San Martín de Porres decide orientar su modalidad a la Educación Técnica Profesional, transformándose en la oportunidad para cientos de familias y estudiantes que esperan contar con las herramientas necesarias para prontamente insertarse en el mundo laboral. Es así como nuestro colegio ha preparado a sus estudiantes en las modalidades de Administración de Empresas, Mecánica automotriz y actualmente Electricidad.
También debemos destacar que a partir de este mismo año se implementa el Plan de Mejoramiento Educativo por la Subvención Escolar Preferencial, lo que nos brinda la posibilidad de atender de mejor manera a nuestros alumnos, contando además con la colaboración de otras  instituciones como la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, Conace, Consultorio Cardenal Raúl Silva Henríquez, Universidad de la Serena,  Universidad Santo Tomás, etc.
Una segunda etapa de nuestro colegio comienza en Diciembre del año 2011, período en el cual una nueva sociedad asume la gran responsabilidad de educar a miles de niños. La Señora Minerva González Zepeda, según  resolución exenta Nº26, del 5 de enero del 2012, será la nueva sostenedora  bajo la persona jurídica denominada Sociedad Educacional Minerva Inés González Zepeda e hija y compañía, asumiendo la responsabilidad  de este gran proyecto educacional, que cuenta con más de mil ciento setenta  alumnos en una Jornada Escolar Completa, distribuidos  en enseñanza Pre Básica, enseñanza básica, enseñanza media técnico profesional y jornada vespertina. Su director a partir de este año será Wilson González Sulantay, profesor de Estado en la especialidad de Educación Física, quien asumirá este cargo hasta diciembre del año 2015.
Actualmente, su  Director es Don FELIPE MORENO VARELA, Docente de Estado en Educación Músical , Profesional directivo con disposición para liderar equipos de trabajo, alta capacidad de gestión educativa, con flexibilidad y apertura para enfrentar contingencias y potenciar las habilidades docentes.                    Con una  vasta experiencia  en el área de educación.
con la meta de implementar y dar a conocer la Modernización de nuestro Proyecto Educativo Institucional, basado principalmente en el desarrollo de las habilidades del siglo XXI, continuar el fortalecimiento de nuestro sello técnico profesional y el realce de los valores de Humildad y Servicio que representan a San Martín de Porres.
Hoy, el lema que  nos  identifica como institución es  “Formando técnicos de excelencia para el futuro”, así nos entregamos por entero a la formación de personas preparadas para enfrentar el mundo laboral y con un sello que donde quiera que nuestros alumnos estén, se les reconozca por su paso formativo en nuestro colegio San Martín de Porres.

¿Quién fue San Martín de Porres?

El nombre de “San Martín de Porres” de debe  a la gran admiración que siente la comunidad por este importante santo mulato nacido en Lima en el año 1579, hijo de padre español y madre panameña. A sus quince años de edad, Martín reconoce el llamado de Dios y comienza un largo camino de virtud, realizando un trabajo incansable por los más necesitados, defendiendo y denunciando los malos tratos contra los esclavos, curando a los enfermos y mostrando siempre una gran amabilidad con los animales, pues sus acciones eran el fruto de su inmenso amor por el Creador de todas las cosas.
Tras una vida de honda respuesta a la gracia de Dios, de intensa y perseverante entrega,  vividas al calor de la caridad y el sacrificio, ya a los sesenta años de edad, Fray Martín cayó enfermo y supo de inmediato que había llegado la hora de encontrarse con el Señor. Su pueblo se conmovió, y mientras en la calle toda Lima lloraba, el mismo virrey fue a verlo a su lecho de muerte para besar la mano de quien decía de sí mismo ser un perro mulato, tal era la veneración que todos le tenían.
Poco después, mientras se le rezaba el credo, besando el crucifijo con profunda alegría, el santo partió. Pero esta partida no lo alejó de su pueblo quien esperanzado le reza a diario aguardando su tierna intercesión y agradeciendo sus milagros. Fray Martín de Porres, el mulato "santo de la escoba" fue canonizado el 6 de mayo de 1962 por el Papa Juan XXIII.